Jose “Zacatillo” Guerrero, jugador y manager Leyenda

7 Años fue Manager de Tecolotes (1986-1992)

Jose "zacatillo" Guerrero

Su trayectoria

José “Zacatillo” Guerrero fue integrante del Unión Laguna campeón en 1950; estrella de los Pericos de Puebla en los años sesenta, miembro del Salón de la Fama del Beisbol Profesional Mexicano desde 1989, manager con más triunfos en la historia de la Liga Mexicana de Verano. Fue Manager Campeon con Tecolotes en 1989.

Cómo fueron sus inicios

A los 15 años de edad, en 1941, jugó en el equipo de San Antonio de los Bravos, su primer novena, en la que militó junto con su padre y sus hermanos Javier y Amador.

“Mi papá jugaba de primera base, Amador de segunda, Javier de tercera, en el short stop yo, el manager era Walterio Azuela, quien armó un equipo competitivo, que peleaba siempre el campeonato”.

Después se fue a estudiar a la Escuela de Agricultura Hermanos Escobar de Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde formó un equipo para seguir en la práctica del beisbol.

“Suspendí los estudios cuando faltaba un año para terminar la carrera de Ingeniero Agrónomo, mi madre murió en 1943, regresé para hacerme cargo de un rancho propiedad de la familia, ubicado entre Pedriceña y Pasaje”.

Ahí estuvo durante dos años, mientras su hermano Amador, concluía la carrera, en 1947 y 1948 trabajó en Monclova, Coahuila, en el departamento de Ingeniería de Altos Hornos de México, su jefe era Gerardo Calderón, manager y catcher del equipo de esa fundidora.

“Jugábamos en la Liga del Norte de Coahuila, la cual aún existe, en ese equipo empezó Leonardo Rodríguez como tercera base, Mario Ortiz de segunda, Abel Martínez de primera y el short stop estaba a mi cargo”.

Su debut profesional

En la Liga Mexicana de Verano debutó en 1949 con el Unión Laguna, bajo las órdenes del manager Guillermo Garibay Fernández, quien integró el equipo con varios jugadores de la comarca, entre ellos a Leonardo “El Negro” Rodríguez, Jesús Gómez, Luis Muruato y Luis Favela.

“Jugué desde el inicio de la temporada junto con Leonardo Rodríguez, la primera serie fue contra Tuneros de San Luis, en 1950 fuimos campeones, segundo y último título del equipo, que en 1953 no concluyó la campaña por problemas económicos”.

Señala que al desaparecer el Unión Laguna en 1953, fue a terminar la temporada con los Indios de Ciudad Juárez, equipo que jugaba en la Liga Arizona México.

En 1954, un grupo de profesores, encabezados por Adalberto Ríos, formó un equipo en Torreón, que militó en la Liga Central, del cual formó parte, sus compañeros eran Hermenegildo “Kilo” Navarrete y Manuel Salinas, entre otros.

En los dos años siguientes regresa a la Liga Arizona México para jugar con el equipo de Cananea, Sonora. “Fue hasta 1957 cuando volví a jugar en la Liga Mexicana de Verano, con los Sultanes de Monterrey, al mando del cubano Regino Otero, en ese equipo estuve hasta 1960”.

Fue ídolo en Pericos de Puebla

Dos estancias tuvo en el equipo poblano, en el cual fue jugador, manager y coach, obtuvo un campeonato y bateó el ciclo. La primera vez fue de 1961 a 1964, en la temporada del 62 era manager Luis “Molinero” Montes de Oca, al cual dieron de baja a mitad de la campaña, los propietarios del equipo, de apellido Budib, le ofrecieron el cargo, jugaba y dirigía al mismo tiempo.

En 1963 asume el mando Tony Castaño, en esa temporada Pericos del Puebla fue campeón, juega al lado del lagunero Moisés Camacho, de Jorge Fitch, Ronnie Camacho y Rodolfo Sandoval, los cuatro fueron después managers en la Liga Mexicana de Verano.

“En 1965 milité en el Águila de Veracruz, al mando de Wilfrido Calviño, la temporada siguiente regresé al Puebla como jugador y coach, el manager era José Luis García”.

En 1967 batea el ciclo contra Petroleros de Poza Rica en el Parque Ignacio Zaragoza de Puebla, en sus cuatro turnos conectó sencillo, doble, triple y cuadrangular. El coach cubano, Luis Sansirena, lo llamó “El Hombre del Bastón”, por su oportunidad a la hora de batear.

“Fui un bateador de buenos contactos, tuve la visión de golpear el lanzamiento adecuado”.

Zacatillo manager exitoso

En 1968 ingresa como piloto a la organización de los Diablos Rojos del México, asume el mando del equipo filial de la Liga Central con sede en Tampico, Tamaulipas, en el que permanece hasta 1969.

“Al año siguiente dirigí a los Diablos Rojos del México, con el que disputé mi primera final, perdimos contra El Águila de Veracruz, ese año ganamos 94 juegos, récord vigente en la Liga Mexicana de Verano”.

En ese equipo jugaban Ramón “ Abulón” Hernández, Ernesto “La Curra” Espinoza, Abelardo Vega, Francisco “Paquín” Estrada, Ramón “ Diablo” Montoya y Aurelio López.

“Volví a dirigirlos en la temporada 1971, nos quedamos a medio juego del play off. En 1972 no inicié, hasta media campaña fui contratado por Unión Laguna para suplir a Orestes ‘Minnie’ Miñoso, cumplí la función de manager y jugador”.

De 1972 a 1975 dirige al Unión Laguna, que regresó al máximo circuito del beisbol mexicano en 1970, con sede en el Estadio Rosa Laguna de Gómez Palacio, en 1974 le tocó estrenar el desaparecido Parque Superior de Torreón, conocido como “Mecano”.

Antes de cambiar de casa bateó su último hit doble, a la edad de 48 años, fue en la temporada 1973 contra Sultanes de Monterrey, a un lanzamiento del dominicano Secundino Almonte. “Con el Unión Laguna jugamos la final de 1974 contra los Diablos Rojos del México, perdimos la serie en el Parque del Seguro Social cuatro a tres, en el séptimo juego, con un error del segunda base Manuel Lázaro”.

Campeón con Indios de Cd. Juarez y Tecolotes de los 2 Laredos

Una de sus etapas más brillantes como manager la vivió con los Indios de Ciudad Juárez, a los que dirigió de 1976 a 1984, en la temporada 1982 los llevó al campeonato. “Nueve años dirigí a los Indios, en ocho ocasiones calificamos al play off, a excepción de 1977, en cuatro de ellas disputamos la final; en 79, 82, 83 y 84”.

En 1985 asume el mando de Sultanes de Monterrey, pero cuando faltaban 20 juegos para concluir la temporada es sustituido por Aurelio Rodríguez. “Al año siguiente fui llamado para dirigir a los Tecolotes de los Dos Laredos, en donde estuve hasta 1992 y lo llevé a tres finales; en 1987 contra Diablos Rojos de México, en 1989 frente a Leones de Yucatán y en 1992 ante Tigres”.

De las tres que disputó, perdió dos y se coronó campeón frente a Leones de Yucatán.

Sufre doble infarto

En 1993 regresa a Sultanes de Monterrey, esa temporada califican al play off, pero al término de la primera vuelta de la siguiente campaña sufre un doble infarto el 31 de mayo de 1994 en su domicilio particular de Torreón, con el antecedente de taquicardia desde tres años antes.

“Tuvimos un día de descanso al término de una serie, al llegar a casa cargué a dos de mis nietos, cuando de repente me infarté, fui trasladado al Sanatorio Español, en donde estuve en Terapia Intensiva varios días”.

A iniciativa del ingeniero José Maiz García, presidente de Sultanes, fue intervenido del corazón el 12 de julio de ese año en el Hospital San José de Monterrey, en donde le instalaron un by pass.

“Alejandro Treviño ocupó mi lugar, en el séptimo juego de la final contra Diablos Rojos del México estuve en la caseta del equipo en calidad de asesor, ganábamos tres a uno, pero hubo un cambio precipitado de pitcher y perdimos cinco a tres”.

Recuperado de la operación, ya que no se irá del beisbol hasta ver que no puede aportar algo, dirige a Rieleros de Aguascalientes la temporada 1995 y 30 juegos de la siguiente. “La campaña de 96 vine a terminarla al Unión Laguna en sustitución de Herminio Sáiz, seguí dos años más al frente del equipo, en el 98 nos quedamos a medio juego de entrar al play off”.

A la temporada siguiente no tiene equipo, hasta la segunda vuelta dirige a Broncos de Reynosa, en la 2000 a Olmecas de Tabasco. “En 2001 mi hijo Héctor es nombrado manager de Mineros de Parral en la Liga Estatal de Chihuahua, en ese equipo desempeñé las funciones de instructor y asesor”.

Ligado de por vida a Unión Laguna, en 2002 es designado coach del manager Francisco “Chico” Rodríguez, a la salida de éste dirige al equipo dos juegos, mientras llegaba el yucateco Juan José Pacho a tomar las riendas.

Los Pericos de Puebla, el equipo donde vivió sus mejores temporadas de beisbolista, lo contrata en 2003 para asesorar al manager veracruzano Enrique “Che” Reyes.

Presenta saldo favorable

“Son 55 años en el beisbol profesional, voy por el 56, he obtenido dos títulos como jugador, con Unión Laguna en 1950 y Pericos de Puebla en 1963; en calidad de manager llevé al campeonato a Indios de Ciudad Juárez en 1982 y a Tecolotes de los Dos Laredos en 1989”.

Como estratega participa en 25 series de play off, con un récord de 85 victorias y 70 derrotas; en ocho finales, de las cuales ganó dos y perdió seis.

Llega al Salón de la Fama

En 1989 ingresó a este recinto por iniciativa del comentarista José “Monterrey” González, acepta que se sintió contento por esta nominación, aunque no satisfecho. “En la placa nada más pusieron mi promedio de bateo (.302 de por vida), pero no tomaron en cuenta que fui el mejor toletero con hombres en base y productor de carreras ganadoras”.

Recuerda que en esa ocasión, aparte de él, ingresaron al Salón de la Fama, el comentarista Óscar “Rápido” Esquivel, el segunda base y manager de Petroleros de Poza Rica, José Bache y Raymond Dandridge.

Fuente: El Siglo de Torreon
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: